The Toyota Way

El ejemplo del “The Toyota Way”

Una Organización de Alto rendimiento es aquella que, de forma continuada, consigue la máxima satisfacción de sus clientes, con resultados financieros y no financieros que superan a los de sus competidores; generando a la vez beneficios y prosperidad para la compañía, los accionistas, los empleados y la sociedad.

The Toyota Way.

Cuando pensamos en organizaciones de alto rendimiento, Toyota es, sin ningún lugar a dudas, una de las grandes referentes de esta selecta categoría.

Toyota, con más de 338.000 empleados, es el mayor fabricante de automóviles del mundo. En 2017, Toyota se ha convertido, por sus ingresos, en la 5ª mayor compañía del mundo por delante de todos y cada uno de sus competidores y de organizaciones como Samsung, Amazon o Apple.

Sus resultados operativos, financieros y de valor de marca descubren cifras a las que ninguno de sus competidores más directos son capaz de acercarse, y en muchos casos, ni siquiera de explicarse:

Empresas de Alto Rendimiento y Toyota

La compañía, reconocida por todos los ejecutivos de todos los sectores por su marco de gestión empresarial, conocido como “The Toyota Way”; entendió muy pronto en su historia que el sueño de liderar el mercado mundial de la automoción solo sería posible si ese también se convertía en el sueño de cada uno de sus equipos y colaboradores, conocidos internamente como “miembros de Toyota”.

¿Qué hay detrás del “ The Toyota Way?

La respuesta es: una organización de alto rendimiento. Una organización que ha desarrollado, de forma holística, las características fundamentales de éstas:

  • Alta calidad del liderazgo

  • Responsabilidad y compromiso de los colaboradores

  • Orientación y trabajo a largo plazo

  • Mejora continua e innovación

  • Apertura y orientación a la acción

Para ello, Toyota definió en el año 2001, en pleno proceso de expansión mundial y, después de más de diez años de desarrollo y veinte versiones de alineamiento interno, el “The Toyota Way”.

En éste recogió sus valores fundacionales y todos los errores, aciertos y aprendizajes surgidos durante más de cincuenta años de la aplicación del Toyota Production System, inicialmente en sus operaciones, y posteriormente en todas las áreas de la organización, desde finanzas hasta ventas pasando por R&D, Compras, Marketing o RRHH entre otros.

El “The Toyota Way” no es solo un modelo. No es solo una estrategia. No es una definición de principios culturales. No es solo un conjunto de metodologías, ni de principios empresariales.

“The Toyota Way” es un marco holístico que integra y sincroniza los mejores modelos, estrategias y metodologías, en un conjunto de principios de excelencia empresarial para hacer de Toyota una organización de alto rendimiento.

¿Cómo se ha convertido Toyota en una organización de alto rendimiento?

Para establecer las bases que la convierten en una organización de alto rendimiento, Toyota definió a través de su “The Toyota Way” cinco principios fundamentales divididos en dos pilares. Respeto por las personas y Mejora Continua.

El siguiente modelo muestra la definición original del “The Toyota Way” y su consistencia absoluta con los principios que distinguen a las organizaciones de alto rendimiento.

El caso Toyota

Para Toyota, el “The Toyota Way” define la forma en que toda la compañía, sincronizando a sus lideres y colaboradores, debe desarrollar su negocio, actuar, y tomar decisiones para ser la compañía que quiere ser.

Veamos con más detalle que hay detrás de cada uno de estos cinco principios empresariales fundamentales que convierten a Toyota en una organización de alto rendimiento:

Reto – Orientación y trabajo a largo plazo

Para Toyota, afrontar retos no es suficiente. Para la compañía, el reto empieza por mantener todos y cada uno de los días una orientación a largo plazo, que les haga continuamente cuestionarse la forma en que piensan y actúan.

Ese reto, en la persecución de una visión o ideal a largo plazo, es el que libera la creatividad y el coraje de todas las personas en la organización para innovar y cambiar todo aquello que sea necesario, preservando los valores del “The Toyota Way”, en la búsqueda de ese ideal.

Esa orientación es la que hace a cada miembro de Toyota nunca sentirse cómodo con el status ideal, y mantenerse en una tensión creativa en la búsqueda constante de una forma mejor.

En Toyota esa orientación es demostrada en primer lugar por la cúpula directiva de la compañía, quien a través de sus decisiones y acciones, demuestra a toda la organización su compromiso con la creación de valor a largo plazo.
La dirección invierte de forma incesante en el desarrollo de las personas, equipos y los sistemas organizacionales que hacen de Toyota una organización de alto rendimiento.

Kaizen – Mejora continua e innovación

Para Toyota, Kaizen, no es simplemente mejora continua tal y como se entiende en las culturas occidentales. Kaizen es una forma de pensar, actuar y aprender individual y colectivamente para innovar de forma diferencial y disruptiva a través de muchos pequeños pasos sincronizados hacía un objetivo común.

Como forma de pensar, Kaizen se basa en la profunda creencia de que “nuestro trabajo es ejecutar con disciplina y excelencia e innovar para mejorar cada día avanzando hacía el objetivo común”.

En un contexto más practico; Kaizen define los pasos que sigue cualquier miembro de Toyota cada día, a todos los niveles en cualquier parte del mundo:

  1. Consensuar en equipo las mejores formas de trabajar, y, por lo tanto, ponerlas en practica de acuerdo a esos acuerdos; hasta que se haya generado la confianza, comprensión y certeza (basada en hechos y datos). de que esas formas de trabajar se ejecutan con excelencia.
  2. Innovar: experimentando y certificando, con hechos y datos, mejores formas de hacer las cosas.
  3. Repetir los pasos uno y dos de forma constante y consistente, a la máxima velocidad posible, para avanzar hacía la visión a largo plazo de la compañía.

Masaaki Imai, una de las personas que más influenció el desarrollo del pensamiento Kaizen en Toyota, define a la perfección la esencia del Kaizen:

“La esencia de Kaizen es simple y directa: Kaizen significa primero automejora, base de la mejora incesante e infinita. Kaizen significa el propósito de mejora continua que une y sincroniza a todas las personas en una organización, incluyendo a líderes y colaboradores. La filosofía kaizen asume que todo en nuestro modo de vida – ya sea nuestra vida laboral, nuestra vida social o nuestra vida en familia- merece ser mejorado constantemente.”

Genchi Genbutsu – Alta calidad del liderazgo

Genchi Genbutsu es un principio de alta calidad del liderazgo que no se encuentra en la mayoría de practicas de management. En el documento interno de “The Toyota Way” se destaca como el factor critico y fundamental y el más importante para conseguir la visión y objetivos a largo plazo de la compañía.

En la practica, Genchi Genbutsu, se refleja en Toyota en que todo el mundo en una organización, pero especialmente líderes- incluyendo a altos directivos- no pasan todo el tiempo en oficinas separadas o salas de reuniones recibiendo información vía reportes, informes, minutas, o cockpits de KPIs.

Muy alejados de esa practica, los líderes en Toyota pasan tiempo colaborando con sus equipos allá donde sus productos se desarrollan, fabrican, se prueban y se entregan a los clientes. Para Toyota, esta es la base sobre la que los líderes pueden realizar su trabajo, tomar decisiones, construir consensos y ayudar a conseguir los resultados esperados.

Taiichi Ohno, la persona que junto con Eiji Toyoda desarolló el Toyota Production System, expresó perfectamente cuál era el comportamiento esperado de los líderes en Toyota:

“No observéis con vuestros ojos. Observad con vuestros pies. Los líderes que solo miran a los números son los peores de todos.”

Respeto – Responsabilidad y compromiso de los colaboradores

La confianza mutua, y el respeto entre dirección y colaboradores es uno de los principios fundamentales en Toyota.

Por esta razón, en 1962, trabajadores y dirección decidieron adoptar la confianza mutua entre ambos, como base esencial de la Declaración Conjunta de Trabajo y Dirección.

Este acuerdo de confianza y el respeto mutuos sigue siendo en la actualidad uno de los principios básicos en la gestión laboral dentro de la compañía.

Sin duda, este acuerdo ha sido fundamental para que Toyota se convierta en una empresa con beneficios año tras año desde entonces, a excepción del año 2009, por el impacto de la recesión económica mundial.

Sin embargo, también en ese año, “The Toyota Way” marcó la diferencia; ya que, aún conociendo la excepcionalidad de la situación y las pérdidas consecuentes, Toyota decidió mantener toda su fuerza laboral a nivel global. Su compromiso con las personas y filosofía de proyección a largo plazo fue, sin duda, más importante que la cuenta de resultados. Toyota consiguió seguir adelante sin ninguna ayuda de los gobiernos (a diferencia del resto de compañías de automoción en el todo el mundo), y en consecuencia mantuvo su compromiso de estabilidad laboral para sus trabajadores durante los años posteriores. Como resultado, en 2013, la compañía consiguió las mayores ventas y beneficios en la historia de la automoción, un record superado solo por ellos mismos, de nuevo, en los siguientes años.

Sobre esta base de respeto y confianza mutua se construyen los cuatro ejes fundamentales del desarrollo humano en Toyota.

Ejes fundamentales del desarrollo humano en Toyota.

1. Creación de un entorno de trabajo donde todos los colaboradores puedan trabajar con confianza en la empresa:

  • asegurando empleo estable donde los despidos son la ultima opción de la compañía.
  • manteniendo y mejorando continuamente las condiciones de trabajo con perspectiva de medio a largo plazo.
  • garantizando la equidad, imparcialidad y la coherencia.

2. Creación de mecanismos para habilitar las innovaciones constantes y voluntarias por parte de todos los colaboradores.

  • compartiendo constantemente la forma de pensar del liderazgo; y el sentido de urgencia a través de una comunicación transparente y efectiva.
  • reflejando los resultados empresariales en las condiciones de trabajo.

3. Compromiso total con el desarrollo humano:

  • promoviendo el crecimiento personal a través del trabajo y la innovación en el trabajo
  • comunicando efectivamente sobre las bases del “The Toyota Way; y el papel de cada persona en la realización de éste.

4. Promoción del trabajo en equipo enfocado a la maximización de las capacidades individuales y colectivas para conseguir resultados superiores:

  • facilitando la toma de decisiones por consenso.
  • desplegando objetivos de equipo que faciliten la unidad; y la consecución de resultados colectivos.

Trabajo en equipo – Apertura y orientación a la acción

Este principio, quizás el menos estudiado y comprendido del “The Toyota Way”, se refiere a la fuerte orientación a la acción colectiva de Toyota; a través de la maximización de las capacidades de cada uno de sus miembros, para trabajar de forma sincronizada y alineada hacia un objetivo común.

En Toyota, todos los sistemas están para apoyar que los equipos puedan hacer su trabajo de forma eficiente y efectiva, innovando y creando valor añadido.

Toyota entendió muy rápidamente que el desarrollo de equipos no se conseguía solo con reuniones y workshops llenos de buenos propósitos.

En Toyota, el desarrollo de equipos de alto rendimiento se consigue gracias a ejercicios continuos de diagnóstico y diseño organizativo enfocados a mejorar los factores claves en éstos:

  • Liderazgo
  • Desarrollo de capacidades
  • Comunicación
  • Toma de Decisiones
  • Reconocimiento y Recompensa
  • Estructura organizativa
  • Roles y responsabilidades
  • Capacidad de innovación y gestión del cambio

De la misma manera; este principio pone un fuerte énfasis en la apertura y orientación a la voz y el feedback de los clientes como base del respeto y del trabajo en equipo.

Para Toyota, el trabajo en equipo empieza por la responsabilidad individual de desarrollar tu trabajo; teniendo siempre en cuenta que tu cliente es el receptor de éste. En este sentido,por lo tanto, cliente no solo se refiere a la persona que adquirirá el producto final; sino también a la persona o equipo que recibirá el resultado de tu trabajo, y, en consecuencia, a todos los demás stakeholders que esperan el mejor resultado de tus acciones.

Conclusión:

El ejemplo de la superioridad y del crecimiento sustentado en los principios del alto rendimiento.

Para finalizar; solo puedo compartir una creencia que compartió un alto ejecutivo de Toyota, en una de mis visitas a la organización, junto con mi amigo Jeffrey K. Liker.

“Mientras nuestros competidores están totalmente obsesionados con superarnos en ventas; nuestro principal objetivo en Toyota es reforzar los principios que nos unen, The Toyota Way, en todos y cada uno de los colaboradores y equipo de nuestra organización, que se encuentran en todas las partes del mundo.

Generamos beneficios como para comprar a la mayoría de nuestros competidores; pero aquí, la principios de trabajo definidos por “The Toyota Way” son lo primero, y sobre ellos, queremos sustentar nuestro crecimiento.”

Después de esto. ¿Qué mas puedo añadir yo?

The Toyota Way
4.8 (96.3%) 27 votes
Por | 2018-02-28T13:30:15+00:00 22, septiembre 2017|

Deje su comentario