¿Temor al octavo…?

Alien
La red social vertical de ideas con contenidos generados por los usuarios Ideas4all había puesto en marcha una iniciativa para que sus usuarios aportasen ideas sobre el mundo del motor, según informó la página web en un comunicado.

Este “reto”, que tenía como fecha límite el pasado 15 de junio, buscaba que los usuarios aportasen diferentes ideas y ocurrencias sobre el sector del automóvil. La web se encargará de enviar a empresas o instituciones las propuestas que sean susceptibles de llevarse a cabo.

“Ideas4all” es un foro de nuevas ideas con contenidos desarrollados por los usuarios que está disponible en varios idiomas (castellano, inglés y japonés) y acoge propuestas procedentes de todo el mundo, con el fin de fomentar la innovación, el intercambio y la transferencia de conocimientos para todos.

Bases de la Mejora Continua: MUDA

Dentro de las bases de la Mejora Continua, los muda, encontramos el octavo muda, el muda de “Talento”. Nuestra interpretación del mismo es que desaprovechamos el conocimiento y creatividad respecto a los procesos y productos de la gente que forma parte de nuestras empresas.

Disponemos de un gran recurso que no aprovechamos y, como el resto de los muda, hace que desaprovechemos oportunidades para aportar más valor en las actividades que realizamos.

Ahora, más que nunca, necesitamos poder capitalizar este conocimiento que forma parte de nuestras empresas tanto para innovar como para estandarizar nuestras actividades.

Las dificultades para conseguirlo pueden ser varias:

  1. Cultura de empresa, herencia de otros tiempos, en los que Dirección era la única autorizada en proponer u opinar. Tanto a Dirección para permitir y canalizar esta información como para los empleados el perder el miedo histórico que formaba parte de la empresa.
  2. La situación de crisis hace que estas ideas de mejora puedan significar mejoras del proceso que, como resultado, impliquen la reducción del personal necesario para realizarlo, seguramente necesario para la supervivencia de la empresa.

Es necesario definir cómo motivar que aflore este conocimiento, cómo canalizarlo adecuadamente y cómo dar respuesta a la gente una vez que sean capaces de proponer mejoras. Hay que ser consecuente con lo que le pedimos a nuestra gente, lo que obligará a ser capaz de escuchar y aceptar mejoras sobre lo que se ha planteado desde dirección.

No dejemos que el temor a lo que pueda implicar convierta el octavo muda en el octavo pasajero…

¿Temor al octavo…?
¿Te ha gustado el post?
Por | 2017-10-24T09:48:41+00:00 24, junio 2009|

Deje su comentario