¿Soft skills?

soft skills
En este blog hemos hablado en más de una ocasión sobre la formación y el aprendizaje, eminentemente prácticos, que deben desarrollar las empresas.

Normalmente, nos hemos centrado en conocimientos y habilidades relacionados con las herramientas habituales de la mejora continua o lean management. Lo que los anglosajones entroncan en el concepto hard skills.

La importancia de las Soft Skills

En esta ocasión, en este post, vamos a hablar de las habilidades soft, las soft skills, tan necesarias como las anteriores, y aún más importante si consideramos la combinación y complementariedad que debe existir entre ambas líneas de formación.

Veamos algunas de las habilidades que deberíamos potenciar en los trainings:

  1. Trabajo en equipo: para aprender a interactuar y a colaborar con los demás.
  2. Liderazgo: para saber definir, elegir y conducir a tu equipo.
  3. Motivación: para comprender como incentivar y reconocer el trabajo del equipo.
  4. Comunicación: para intercambiar información y conocimiento entre todos, de manera adecuada.
  5. Calidad: para asumir que sin la misma, las empresas tienen un futuro incierto.
  6. Orientación al cliente: para focalizarnos en el cumplimiento de los requisitos y requerimientos de la demanda.
  7. Toma de decisiones: para coger el camino correcto en nuestras tareas diarias.
  8. Resolución de problemas: para mejorar todo aquello que nos lleva a cometer errores.
  9. Negociación: para llegar a acuerdos satisfactorios con todas las personas con las que tratemos.
  10. Gestión del tiempo: para dominar la variable independiente, y hacer más efectivo nuestro trabajo.

Revisadas estas diez posibilidades de formación soft, veamos su aplicación práctica como complemento metodológico de una implantación de cualquier herramienta de las conocidas (5S, SMED, TPM, PFS, etc):

“Sin trabajo en equipo, motivado por su líder, en el que se establezca una correcta comunicación y una adecuada gestión del tiempo, que nos conduzca a tomar decisiones y resolver problemas, a través de la negociación continua y, por supuesto, enfocados al cliente con la máxima calidad posible…, dificilmente triunfaremos en el workshop o proyecto de turno.”

Pensemos en aplicar herramientas, pero más allá de esto, pensemos en cómo transformar la cultura de la empresa y sus personas, y eso se consigue con la perfecta mezcla de hard y soft skills.

¿Soft skills?
¿Te ha gustado el post?
Por | 2017-10-31T17:02:11+00:00 11, octubre 2010|

2 Comentarios

  1. Anónimo 16 octubre, 2010 en 7:29 pm - Responder

    Muy interesante y bien expresado. Muchas veces se olvida la componente humana del Lean, componenete totalmente imprescindible para hacer que las personas funcionen y con ello cualquier iniciativa de mejora contínua de "verdad". Gracias por este pequeño resumen.

    Saludos,

    Josep Mª Garau

  2. Josep A Aguilar 23 octubre, 2010 en 8:33 am - Responder

    Gracias por tu aportación, Josep Mª.

    Pensemos que el "factor humano" siempre está presente en todas nuestras actividades, y que el "carácter humano" es el que le imprime calidad y nivel a todo aquello que hacemos.

    Hasta pronto.

Deje su comentario