¿Quien ha cogido mis herramientas?

quien ha cogido mis herramientas
Aparecía en la prensa una noticia muy curiosa referente a una caja de herramientas que se perdía durante una de las operaciones en el exterior de la Endeavour. La caja en cuestión costaba 100.000 dólares y, para regocijo de la comunidad virtual, ha quedado en órbita con la tierra y, supuestamente, es visible con la ayuda de un telescopio.
Debió ser curiosa la escena de la pobre astronauta al ir a hablar con sus superiores y explicarles lo sucedido, similar a cuando nuestros empleados vienen a pedirnos una reposición de herramientas, justo a los pocos días de haber facilitado unas nuevas.

Las herramientas en la empresa

En nuestras actividades en empresas hay un tema que genera bastante controversia entre nuestros empleados en producción relacionado con la gestión de las herramientas y la necesidad de generar estocs personales de las mismas como protección al “robo” generalizado que se genera por parte de los compañeros. Llegando a frases textuales llenas de simpatía como “La caja de herramientas es como la mujer, no se la puedes dejar a nadie”. Impagable.
Es la misma situación que cuando se robaban las antenas de los coches. Desaparecía la antena de tu coche y automáticamente te considerabas autorizado a robarle la antena a otro coche igual que el tuyo. Esto generaba un círculo interminable de pequeñas sustracciones similar al que encontramos en las empresas con las herramientas, llegando algunos a marcar con sus iniciales todas sus herramientas para “demostrar” la propiedad.

El uso de las herramientas

Aparte de que las herramientas puedan ser atractivas para llevárselas a casa, venimos de una situación en que cada trabajador se ha hecho con su caja de herramientas, la mayoría de las veces cerrada con candado, en la que tiene exceso de herramientas, duplicados, cosas inservibles,… Se busca evitar pérdidas de tiempo y desplazamientos, Muda, cuando al estar realizando una actividad concreta, un ajuste, un proceso de cambio, etc,.. nos vemos obligados a parar porque no disponemos de la herramienta necesaria.
Desde el punto de vista de 5S’s o TPM estas cajas de herramientas son un pozo donde se acumularán cosas innecesarias y con poca visibilidad para poder ver si falta alguna herramienta.
La Mejora Continua es bastante contraria a este concepto y opta más por una Gestión Visual de las herramientas del área de trabajo en la mayoría de los casos en forma de panel de herramientas estandarizado donde podamos detectar con facilidad qué herramientas nos faltan o no están correctamente ubicadas, independientemente del empleado que esté trabajando. También una manera de asociar rápidamente una herramienta con su ubicación. Se aleja del concepto de herramientas por empleado y busca disponer de las herramientas necesarias por equipo o área de trabajo.
Esta solución significa en muchos casos un cambio cultural y de paradigma que hay que trabajar con mucha paciencia demostrando las bondades del concepto, informando al personal, supliendo las herramientas que inicialmente puedan perderse, etc.
Hay casos en que el empleado es el que se desplaza entre máquinas, operario o mantenimiento, y en el que sí que puede ser de interés disponer de carro de herramientas que se pueda ir transportando a los diferentes emplazamientos. En cualquier caso el carro requiere de una estandarización que fije los elementos necesarios y, a ser posible, información o formas en el mismo que nos permitan una rápida Gestión Visual y una detección de las herramientas que no estén en su ubicación.

Como se menciona en las 5S’s “un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar”.

¿Quien ha cogido mis herramientas?
5 (100%) 3 votes
Por | 2017-09-28T16:52:58+00:00 14, enero 2009|

Deje su comentario