Do not lean your company?

Lean management
Viajando en el metro de Nueva York, hace unas semanas, reparé en uno de los letreros típicos de cualquier medio de transporte urbano, como el que ilustra esta entrada: “Do not lean on door” (“No se apoye en la puerta”). Y había otro más, complementario: “Do not hold doors” (“No aguante las puertas”)

No hace falta decir que la palabra lean, que tiene diferentes significados en el idioma inglés, me llamó la atención. Y aún más cuando traduje la frase. El “no se apoye” me condujo a pensar en aquellas empresas (¡cuántas!) que realizan un “lean fake”, es decir, se les llena la boca de decir que hacen lean, pero no apoyan para nada, las dinámicas lean necesarias que hagan progresar a su compañía, en ese camino. El “no aguante”, lo traduje por el no retenga a sus equipos, a su gente. Déjeles que se lancen a mejorar sus procesos y sus flujos de manera rápida y decidida.

Auténticas empresas Lean

Por tanto, estoy preconizando que para ser una auténtica empresa lean, hace falta que demos soporte y apoyo (sobre todo a las personas), y que no retengamos ni ralenticemos las actividades y planes que hayan que hacer. ¿Y eso cómo se hace? ¿Qué significa apoyar? ¿Qué nos quiere decir retener? Pueden parecer verbos o acciones semejantes.

Vamos a analizarlas un poco más en profundidad en el siguiente decálogo.

Decálogo de una Empresa Lean:

  1. Creeré en mi gente ante todas las cosas. En caso contrario, ¿por y para qué tengo a ese equipo conmigo?
  2. Formaré a mis colaboradores continuamente. Pensar que ya lo sabemos todo, que el mundo no cambia ni progresa es un gran error a evitar.
  3. Informaré a mis equipos para que puedan tomar decisiones. La información es precisa y vital, de manera constante, para tomar decisiones acertadas.
  4. Fomentaré la aparición de ideas entre mis empleados. Sin ideas y su puesta en práctica, no hay empresa.
  5. Les daré autonomía en todas las actividades. Si no delego, no me hará falta, ni seremos, nadie.
  6. Ni culparé ni juzgaré todo aquello que hagan. Si me equivoco de función, de oficio, acabaré desvirtuando el propósito de mi negocio.
  7. Las personas serán siempre más importantes que las máquinas. Por el momento… No existe máquina más perfecta que el ser humano. Que funcionen bien, depende en gran parte de mi.
  8. No me excusaré con razones obvias y absurdas. La justificación de incompetencias, solo me llevará al vacío más absoluto.
  9. Lideraré con decisión y determinación a mis colaboradores. Que crean en mí es básico para avanzar en la búsqueda de nuestros objetivos.
  10. Entenderé que el valor más importante no es el económico. Si así lo hago, los resultados y la rentabilidad llegarán en breve.

Pongamos en marcha el decálogo. Demos soporte y no cortemos las alas a nuestra empresa, y con toda seguridad seremos un magnífico ejemplo de empresa lean.

Do not lean your company?
¿Te ha gustado el post?
Por | 2017-11-08T09:20:50+00:00 4, febrero 2013|

Deje su comentario